Tania V. 31/07/14

Encontramos este restaurante de casualidad, en un tranquila calle peatonal del centro. No conociamos Granada pero nos atrajo que no era un sitio turistico.

Nos recomendaron carne, espectacular, chuletitas de cordero, brocheta de solomillo, todo muy bueno y buena relacion precio.

No dejeis de probar el pan de la casa. Servicio fantastico.

por |13/08/2014|